Avisar de contenido inadecuado

La guerra de Troya

{
}

Los restos Arqueológicos dan cuenta de que la ciudad de Troya (llamada Ilión o Ilium en la Antigüedad), en el noroeste de Asia Menor, fue destruida en una guerra hacia el año 1250 a.C. Fue tal vez la guerra entre griegos y troyanos lo que dio pie a la Ilíada de Homero -aunque ignoramos a ciencia cierta si el mito de la guerra de Troya tuvo una base real-. El problema se inicia cuando el rey y la reina de Troya, Príamo y Hécuba, abandonan a su hijo Paris para que muera, asustados por un vaticinio que asegura que el hijo destruirá la ciudad. Paris sobrevive y al final es acogido de nuevo en su familia. Zeus plantea a Paris la tarea de juzgar quién de las tres diosas, Hera, Atenea o Afrodita, es "la más bella". Paris escoge a Afrodita, que le ha prometido darle como esposa a la mujer más hermosa del mundo -Helena-. Paris se fuga con Helena, para disgusto de su marido, Menelao. En apoyo de éste, los griegos ponen rumbo a Troya y presentan batalla para recuperar a Helena. Durante el asedio, Agamenón obtiene como botín de guerra a Criséis, hija de Crises, sacerdote troyano de Apolo. Apolo envía una plaga devastadora entre los griegos, y Agamenón se ve forzado a devolver a Criséis. Ofendido, Agamenón le arrebata a Aquiles su premio de guerra, a Briséis. Aquiles se enfurece y permanece malhumorado en su tienda, negándose a luchar, lo cual permite a los troyanos abatir a muchos griegos. Héctor, el hijo mayor de Príamo y Hécuba, mata a Patroclo, que había entrado en combate vistiendo la armadura de Aquiles tratando de intimidar a los troyanos. A Aquiles lo persiguen los pesares y el sentimiento de culpa, y se lanza a la batalla, resuelto a vengarse. Persigue a Héctor rodeando por tres veces las murallas de Troya, lo mata en combate cuerpo a cuerpo y pasea su cadáver por la ciudad arrastrándolo detrás de su carro. Príamo suplica poder dar digna sepultura a su hijo, y los dioses enfurecidos intervienen y fuerzan a Aquiles a que devuelva el cuerpo. Aquiles muere cuando una flecha de Paris lo alzanza en su único punto vilnerable el talón. Los griegos ganan la guerra mediante una estratagema de Ulises. Construyen un caballo gigante de madera hueca, en que se ocultan los mejores guerreros, mientras que la flotase hace a la mar como en retirada. Pensando que el caballo es una ofrenda a los dioses, los troyanos lo introducen en la ciudad. Por la noche, los griegos salen del vientre del animal, queman la ciudad y raptan a las mujeres. Así, se revela cierto vaticinio de Hécuba de que Paris traería la destrucción a Troya.

{
}
{
}

Deja tu comentario La guerra de Troya

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre